8.5.12

poeta con lápiz

A veces uno se pregunta cómo hacer para explicar algo que siente adentro, profundo, como un temblor, como unas ganitas de llorar, como ganas de explotar, literalmente, de risa, como la necesidad de perderse y encontrarse más allá, distinto, nuevo, mejor, más lindo...

Y no va que ahí se encuentra uno, sin querer, a las puertas del Arte, y por ahí se hace cantor o dibujante o carpintero, vaya uno a saber, o jugador de fóbal... Y siempre sabiendo, sospechando, más bien, que lo que está adentro de uno queriendo salir y tomar forma es bastante menos que lo que está afuera de uno y es el mundo, que nos hace temblar y nos da ganitas como de llorar, o explotar, literalmente, de tanta vida...

Y yo no sé pero hay cosas que son eso, como ese sentimiento: Mire, mocito, que maravilloso, y divertido, carajo, sobre todo divertido, es este mundo... Y Carlos Loiseau, el Negro, Caloi para los amigos, es eso.




Los cantitos del Mundial en la tele, ¡Borombombón, borombombón! (el grone de Camerún era lo más)... Y bueno, Clemente, la Mulatona (¡ay!, la Mulatona...) y toda, toda su obra gráfica de poeta con lápiz.

Pero hay algo aún más especial en mi memoria, que fue Caloi en su tinta, que esperábamos ansiosos y con los pelitos de punta de la emoción y el goce anticipado cuando empezaba a sonar el telefonito ese... La emoción y el goce de descubrir en cada programa la belleza y la inteligencia de esos otros "dibujitos animados" que no solían salir por la tele.

Cierre los ojos nomás —dele al plei antes—, y escuche... Y ahora sí, intente recordar alguna de las animaciones que le volaron la bocha siendo usté un purrete o quizás no tanto (no hay edad pa' que se te vuele la cucuza, gracia'dio)...



Cuestión que Caloi fueyserá, quizás, el más habitué de todos, por tanguero y cronista del barrio reo hasta la médula. Y porque una vez me dijo y no me lo olvido más: Mire, mocito, que maravilloso, y divertido, sobre todo divertido, es este mundo...


¡Salú, troesma querido! Los Habitués, agradecidos.

Imprimir entrada