17.1.12

bondi habitué: formulario de inscripción

Bien, como decíamos en la crónica anterior, se va acercando raudo el Carnaval y con él el día tan esperado por todos, grandes y chicos, abuelos, abuelas, purretes y pebetas: la tercera edición del BONDI HABITUÉ, punto cúlmine, por la intensidá, de las andanzas carnavaleras de esta patota rante.

Para el que no esté al tanto paso a explicar: Hay una noche —¡una noche!— especial, elegida por los dados del Destino, en la que los Habitués, como corresponde a todo conjunto carnavalero que se precie, se van de gira nocturno-matinal por tres o cuatro corsos de nuestro Querido y Gran Buenos y les proponen a ustedes vivir de atróden la fiesta invitándolos a subir al, o a los, bondis que los habrán de llevar de corso en corso, de barrio en barrio.

No hace falta que te diga que me mue... perdón... Perdón, perdón, perdón, me distraigo fácil. Pero no hace falta que le diga que la noche, el Carnaval, la gira, el rioba plateado por la luna y un sinfín de estrellas, los amigos y amigas, el murgón, la música, los bombos y el baile, y por qué no el jugo de naranja (?) ingerido en grata compañía hace de esa noche una noche única, misteriosa y mágica como sólo el Carnaval porteño puede ofrecer y que la convierte, seguramente, en una de esas noches que usté recordará toda la vida...

Hay una única condición: venirse disfrazado. Si no trae disfraz, no hay tu tía, no se sube al bondi, ¿'tamos?


Así que, señores, señoritas, el sábado 18 de febrero a la tarde-nochecita (si no llueve, por supus) el Bondi habitué enciende sus motores por tercera vez consecutiva y pone quinta rumbo al corazón de este Carnaval porteño del siglo XXI (que está cada día más lindo, está).

El asunto es gratarola, salvo que debamos pedirle una módica colaboración para solventar el alquiler de los micros, si es que son varios (que es lo más probable). Tenga en cuenta que si usté tiene auto también puede sumarse a la modalidad "caravana", en la que usté y todos los acompañantes que le entren en el tutú siguen a los bondis por su derrotero febreril.

Si bien todavía no sabemos cuál será el itinerario definitivo en el correr de los días se irán definiendo el punto de reunión y de partida (los dos años anteriores fue en Nazca y Gaona, Flores), las paradas intermedias en las que usté también se puede sumar (los corsos por los que habremos de pasar propiamente dichos), los horarios respectivos y demás detalles. Y pa' que se quede tranquilo, el bondi finalmente vuelve al punto de partida parando en todas (las que queden más o menos cerca y le queden cómodas para volver a su hogar).

Si usté está que salta en una pata y ansioso por subirse, no tiene más que llenar el formulario que encontrará haciendo clic ¡aquí! No se asuste y enllene todos los datos que crea pertinentes y al final no se olvide de apretar el coso que dice "Submit" (que no sabemos qué quiere decir pero hay que apretarlo).

Las preguntas que tienen un asterisco de color rojo (este cosito, "*", ¿ve? Asterisco, lector; lector, asterisco. Mucho gusto) son de respuesta obligatoria, para intentar quedar en contacto y organizar la cosa lo mejor que se pueda. ¿Está bien?

Cualquier modificación posterior (si no pudiera venir, por ejemplo, o cambios de última hora en la cantidad de personas que lo acompañarán, etc.), le rogamos EN-CA-RE-CI-DA-MEN-TE que nos la comunique lo antes que pueda a loshabitues@gmail.com. Imaginesé que organizar ésto es un grato pero verdadero Kill Ombou...

Creo que nada más por ahora. En próximas ediciones iremos informando los detalles.

Amigos queridos e infaltables, ¡salú y feliz Carnaval!


Imprimir entrada