27.10.09

Carlos, acá... usted póngase en el medio. Ahí, perrrfecto... ¡Whisky!

Revolviendo viejos papeles encontramos esta imagen. Un tesoro habitué: la única foto con el Zorzal...



La imagen, un poco ajada, fue tomada por un fotógrafo anónimo en febrero de 1935, durante un baile de Carnaval en el Club Estrella de Maldonado, cuando Carlitos decidió darles una mano a los muchachos y hacer valer su fina estampa como garantía de calidad.

Días después iniciaba su gira final y se nos terminaba yendo pa'l cielo.

Esa noche don Carlos les regaló a los presentes una versión a capella de Siga el Corso. Los Habitués, boquiabiertos, decidieron incluirla en su repertorio.

Un comentario aparte merecen las chicas que aparecen. Dice Crespi que eran unas amigas de él, y que se llamaban Isabel la morocha y María Eva la rubia. También dice, rencoroso, que nunca ninguna de las dos le dio pelota. Y bué, qué querés, al lado de Carlitos...


Para los que vienen diciendo que los Habitués somos unos advenedizos (claro, ahora que el tango está de moda y que el campeonato de baile lo ganan unos chinos...), les decimos a coro y en Do mayor (con perdón de las damas): ¡chupate esta mandarina! Y que la sigan mamando...

Sin palabras. Cuando uno es grande, es grande, qué se le va a hacer...

¡Salú!

Imprimir entrada